Los seis niveles de validación

Stephanie Vaughn, PsyD

Last updated: Febrero 28, 2019 at 21:59 pm
  • Hay seis niveles de validación en DBT, el nivel más alto se conoce como autenticidad radical.
  • En la autenticidad radical se concibe al terapeuta como humano e igual. Supone participar de manera auténtica, no tomándose a sí mismo demasiado en serio o ignorando lo obvio.

 


¿Cómo validar cuando es difícil encontrar la validez? En el libro, Doing Dialectical Behavior Therapy, Kelly Koerner describe seis niveles de validación que pueden ser útiles para tener una referencia cuando tengas dificultades para encontrar la validez en el punto de vista de otra persona. Cuanto más alto sea el nivel, más intensamente validaremos. Y, por supuesto, queremos intentar validar en el nivel más alto, pero eso no siempre es posible.


Como mínimo, queremos mostrar interés y estar despiertos. Ahora, esto suena bastante sencillo, pero si alguna vez has estado totalmente en desacuerdo o has estado irritado con otra persona al punto de ni siquiera querer escucharla, sabes que alcanzar el nivel 1 es un logro ya bastante grande. Quizás quieras fruncir el ceño, sacudir la cabeza, voltear los ojos, taparte los oídos o incluso alejarte. Por lo tanto, mostrar interés y estar despierto implica darle a la otra persona su tiempo y el respeto de ser escuchado.
Como terapeutas, tal vez no tengamos necesidad de irnos de la habitación, pero podemos mirarlos de alguna manera con la cabeza de lado que denote escepticismo. Podemos enviarles mensajes no verbales que digan, ummm, realmente no te creo o ¡ay, por favor! En nuestro primer nivel, también queremos asegurarnos de escuchar y no revisar nuestro teléfono o escribir algo en lugar de escuchar activamente. Si eres terapeuta y alguna vez has tenido gripe, has estado enfermo de alguna manera, has estado despierto la noche anterior por tu hijo, mantenerse despierto no es una tarea sencilla. Mientras estemos en el primer nivel, mostrando interés y estando despiertos, estaremos como mínimo encaminados hacia niveles más altos de validación.


El segundo nivel es reflejar correctamente. Ahora, debemos asegurarnos de que no utilizamos el nivel 2 únicamente para sonar como un loro o, como dicen algunas personas que se burlan de los terapeutas, solo repitiendo lo que la persona dijo, sin involucrarnos ni articular una opinión. En el nivel 2, reflejamos lo que el paciente dice, pero de nuevo, no solo estamos usando el nivel 2. Hay algunos ejercicios de remitente y receptor. Sé que el modelo Imago de terapia de pareja tiene algunas prácticas excelentes y las uso para capacitar a nuevos terapeutas y a nuevos estudiantes en cómo enviar un mensaje. Envías un mensaje a tu compañero y luego el compañero refleja exactamente lo que se dijo. Es mucho más difícil de lo que parece en la superficie y realmente recomiendo practicar esto en el grupo de consulta, es decir, practicar ser el remitente-receptor con mensajes cortos para ver qué tan difícil es. Y, como puedes imaginar, cuando las emociones son fuertes, nuestra capacidad para reflejar con precisión lo que la persona dijo disminuye. Por ejemplo, el remitente puede decir: “No me gusta cuando olvidas sacar la basura”. Y el receptor dice: “Te escuché decir que no te gusta cuando olvido sacar la basura. ¿Lo entendí bien?”. Y el remitente dice que sí. Y luego el receptor dice, ¿hay algo más? Y el remitente puede decir sí o no. Ese sería un ejemplo de un ejercicio de práctica si quieres mejorar tu capacidad para reflejar. Y, por supuesto, verificar haberlo hecho correctamente es importante porque podemos pensar que escuchamos algo, pero una palabra puede hacer una gran diferencia en el mensaje completo.


Si vamos subiendo de nivel, llegamos al tercer nivel, en el que queremos ponernos en el lugar de la otra persona y poder leer emociones y pensamientos y verificar que sea correcto. Imagina cómo sería ser ellos. Empezamos a profundizar más. Aquí hay un ejemplo: Ya que sientes que las cosas no están cambiando, ¿te estás preguntando si tomaste la decisión correcta al comenzar con DBT? Bien, con esa declaración, puedes ver que hemos escuchado, hemos mostrado interés y estamos despiertos. Estamos reflejando que la persona siente que las cosas no están cambiando. Debe haber dicho eso, es decir, que las cosas no están cambiando. Pero luego nos vamos adentrando en imaginar cómo se siente ser ellos. Quiero decir, si estoy en su situación, si siento que las cosas no están cambiando. No importa si es en la terapia, en una clase de gimnasia, si voy a ver a un médico y siento que no estoy mejorando, si tengo un jardinero y está tratando de recuperar mi césped. Si tengo la idea de que las cosas no están cambiando, uno de los pensamientos que tendré y que tú tendrás es: ¿Tomé la decisión correcta al elegir a este individuo? ¿Tomé la decisión correcta tomando este camino de progreso potencial? ¿Debí haber ido por otro camino? En eso también está implícito: ¿Debería cambiar de ruta? Incluso podríamos decir eso. Podríamos decir, “¿Estás pensando en hacer otra cosa?”. Y eso nos pone en un nivel 3.


Si nos movemos al cuarto nivel, vamos a validar en base a la historia. Ahora, esta es la historia con la sabemos que vino el paciente. Sabemos de su pasado. Y teniendo en cuenta su pasado, ¿qué podemos decir entonces? Si tomamos este mismo ejemplo, ya que sientes que las cosas no están cambiando, ¿te estás preguntando si tomaste la decisión correcta al comenzar con DBT? También podemos mejorarlo y validarlo en función de su historia. Por lo tanto, podrías decir algo así como: “Debe ser extremadamente frustrante ya que has pasado por cinco terapeutas y ninguno de ellos ha podido ayudarte y no es de extrañar que estés tan enojado como lo estás”. Otro ejemplo, si tomamos un caso diferente, podríamos decir, “Tiene sentido que estés molesto. No te gusta que te digan qué hacer porque era lo que hacía tu padre agresivo”. Conocemos al paciente. Estamos al tanto de datos privados que nos ha compartido y los estamos poniendo en contexto mientras validamos. Te estoy dando el mensaje de: te conozco, te conozco, te entiendo.


Más arriba, subimos al quinto nivel, validar basado en las circunstancias actuales; no solo en su historia, sino en que la conducta es comprensible para cualquiera. Veamos un ejemplo. “Es comprensible que estés irritado. Estaba siendo mandona”.


Espero que puedas ver cómo esta autenticidad casi radical, que es el nivel 6, este terapeuta abierto y no defensivo que reconoce su participación, es súper validante porque no está diciendo: “Oh, estás irritado porque eres un paciente o porque has tenido experiencias de abuso”. Dirá: “Te sientes así porque es así”. Esa es una experiencia extraordinaria para la persona, que se validen sus circunstancias generales basado en que cualquiera se sentiría así.
Comencé a hablar de la autenticidad radical. Este es el último nivel, el más alto, el nivel 6. No es posible validar en el nivel 6 todo el tiempo, pero cuando podemos, es genial porque la autenticidad radical implica comunicarte como lo harías con un par, no con un paciente o alguien con un desorden o que necesita ayuda. Si somos radicalmente auténticos, podemos reírnos de un chiste en lugar de redirigirlo o dar a entender que es inapropiado de alguna manera. Podríamos revelar cuántos hijos tenemos cuando un cliente nos lo pregunta, en lugar de decir “¿Por qué lo preguntas?”. Nos relacionamos con ellos como lo haríamos con cualquiera, no como si tuviéramos miedo de ellos o como si estuviéramos tratando de analizarlos. Podríamos dejar caer algunas lágrimas. Puede que digamos alguna grosería. Vamos a ser nosotros mismos. En este nivel, incluso podríamos confrontar a un cliente en sus patrañas y hablar del elefante en la sala. Si estamos los dos aquí sentados, ambos sabemos que es un montón de patrañas y voy a decirle, “Ey, vamos, eso es basura y ambos lo sabemos”. Eso puede ser hablar con la verdad. Es hablar de algo que ambos sabemos. Particularmente en el tratamiento de abuso de sustancias, hablar del elefante en la sala y ser realista es autenticidad radical. El punto es ser un verdadero ser humano, no un extraño tipo de terapeuta de cadetes del espacio, algo que ellos nunca serán. Cuando no somos auténticos, cuando somos falsos, entonces el paciente tiene la idea de que o algo está mal con él o algo está mal contigo, como que hay algo que no está bien en ellos por lo que nunca podrían ser una persona mágica y angelical como lo eres tú, o que estás fingiendo y eres un fraude. Y no queremos representar ninguna de esas opciones. Entonces, mientras nos comuniquemos de manera auténtica y sincera, es más probable que alcancemos ese nivel 6 de validación.


Puntos clave:
Hay seis niveles de validación en DBT, el nivel más alto se conoce como autenticidad radical
En la autenticidad radical se concibe al terapeuta como humano e igual. Supone participar de manera auténtica, no tomándose a sí mismo demasiado en serio o ignorando lo obvio.

DBT en práctica: lo esencial

Pronto lanzaremos el curso dictado por la Dra. Stephanie Vaughn cubriendo los aspectos esenciales de la terapia DBT.

Este curso está acreditado por la American Psychological Association.